Implemente, por favor!!

Como les mencioné hace un tiempo, soy un procrastinador experto. De hecho, he desarrollado múltiples técnicas para mantenerme así!
Bueno, pero que deje las cosas para último momento no significa que nos las haga. Todo lo contrario, me he dedicado a estudiar y analizar distintas metodologías para poder ejecutar el máximo de tareas de forma simultánea en un plazo definido. No es fácil, créanme. Pero se puede.

Una de mis técnicas favoritas es la de dividir grandes tareas en otras más pequeñas. estos es especialmente efectivo en tareas complejas en donde la magnitud de ésta pareciera aplastarte, pero al dividirlas en elementos más pequeños, se hace más manejable. 






Esto de dividir una tarea grande en otras más pequeñas tiene varios beneficios, no solo el romper la inercia de la procrastinación.
Como es probable, siempre pasarán cosas que te alejen de tu objetivo. Si tienes tareas pequeñas por hacer, esta distracción puede que te afecte en algunas, pero no en todas, de modo que igual avanzarás en ciertas actividades de todas formas. Ese es otro de los beneficios, la sensación de ir avanzando, de ir completando pequeñas tareas.

Otro beneficio es la de planificar de mejor forma mis actividades. Y precisamente, porque comienzo distinguiendo las distintas partes y lo que supone cada una, puedo elegir mejor el momento para cada una. Porque hay un momento para cada tarea y una tarea para cada momento.

Una serindipia que me ocurrió al estar desarrollando esta artículo, fue el de descubrir el "efecto Zeigarnik". Una tarea inacabada martillea tu cabeza. No importa que antes hayas conseguido completar otros trabajos. Y esto de dividir grandes trabajos en partes más pequeñas puede resolver este tema. Este fenómeno psicológico implica que el subconsciente reclama a la mente un plan específico para abordar los trabajos y no dejarlos incompletos. No en vano, se ha comprobado en diversos estudios, que se suele recordar más éstos últimos que los que se han terminado.

En muchas ocasiones, las listas de tareas (ToDo) suelen estar pobladas de trabajos poco específicos, muy genéricos y difíciles de abordar. Eso sólo abrirá la puerta a dejarlos inacabados, especialmente para un experto procrastinador, y a despertar esos incómodos recordatorios del subconsciente. Incómodos porque hará complicada la concentración y incrementará la desmotivación.

Habitualmente el mundo de la salud está llena de ideas, muchas muy buenas, pero que no se llevan a la realidad, no se ejecutan, no se implementan. Si una idea no se implementa, no sirve.

Ya sabes... Divide y vencerás!! (a las tareas, obvio).


Saludos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aplicación de metodología LEAN en la gestión de casos GES

¿Cómo disminuir el porcentaje de suspensiones en un pabellón ambulatorio?

FRAMEWORK para el análisis de escenarios de implementación de iniciativas públicas